Descansar

sábado, 6 de octubre de 2007

Examen Diana Rojas 2076256 Tecnologìa Juridica

ENSAYO BASADO EN LA REVOLUCIÓN DE LA ALEGRIA
DE WILLIAM OSPINA








DIANA CAROLINA ROJAS MANTILLA
2076256








UNIVERSIDAD INDUSTRIAL DE SANTANDER
INSTITUTO DE EDUCACIÓN A DISTANCIA
TECNOLOGIA JURIDICA
BUCARAMANGA
2007


ENSAYO BASADO EN LA REVOLUCIÓN DE LA ALEGRIA DE WILLIAM OSPINA

Los seres humanos pasamos nuestra vida tratando de hallar la felicidad, comenzamos la vida con el proceso educativo en el cual las grandes bases las establecen los docentes, algunos emplean un método un poco estricto y otros sencillamente toman el oriente en educar a la gente hacia la felicidad y la belleza.
Día a día nos preocupamos por encontrar la tan anhelada felicidad, pero que es la felicidad? Acaso hay alguna formula o método para encontrarla, o sencillamente es vivir cada día como si fuera el ultimo, sin importar el que dirán y los perjuicios.
Las nuevas generaciones son educadas para la libertad, para que al igual que en el renacimiento sean educadas para ver la belleza sobre todas las cosas y que aprendan que la vida es de detalles insignificantes que la hacen más o menos hermosa.
La verdad tiene que estar impregnada con belleza para ser verdad que si carece de dicho ingrediente entonces no es verdad. Para terminar queremos resaltar una frase que cita el autor del filósofo alemán Nietzsche “todo lo que es profundo ama la máscara.
La alegría de cada ser esta en su interior, en tener una conciencia tranquila para despertar cada mañana con el ideal de un día mejor, aprendiendo a valorar y respetar a las personas que nos quieren y a las que no; pues de los pequeños detalles esta la chispa de la vida, el gozar del aroma de una rosa, del sonido del mar, de la sonrisa de un niño pues para aquellos que tenemos hijos esa es la verdadera felicidad, la de los seres que amamos.
Pero no obstante a eso nos complicamos dando importancia a las cosas banales, a lo que fácilmente se puede reemplazar, como el dinero; no con esto quiero decir que el dinero en este mundo no cuente pues es necesario para satisfacer necesidades y mantener un estilo de vida confortable, el punto esta en no darle a lo material mas valor del que realmente se merece y llevar una existencia de tolerancia, amor y paz y así comprender que la felicidad esta dentro de nuestro corazón solo hace falta hallarla.



Perfil literario
WILLIAM OSPINA
Es uno de los más importantes escritores de la escena literaria actual en Colombia, y un hombre comprometido con sus ideales de paz en pos de un futuro mejor para su país.





William Ospina nació en Padua, departamento de Tolima, un pueblo de Colombia, en el año de 1954.
Estudió Derecho y Ciencias Políticas en Cali, pero abandonó la carrera para dedicarse a la literatura y al periodismo.
Vivió en Europa entre 1979 y 1981, y desde su regreso vive en Bogotá. Se ha destacado por ser un intelectual comprometido y convencido de que con cultura y educación se podrá combatir la tragedia que vive Colombia, en términos de violencia.
Muchas de sus posturas al respecto las expone en su libro "Colombia en el Planeta, Relato de un país que perdió la confianza". Curiosamente, según Ospina, este texto es sólo un borrador que ha de desembocar en iniciativas culturales concretas.
En sus primeros años como literato se expresaba a partir del verso, pero ahora prefiere y se desempeña dentro del ensayo.
BIBLIOGRAFÍA
La herida en la piel de la diosa
Sobre esta recopilación de ensayos publicada en noviembre del año pasado, William Ospina señala lo siguiente: "He procurado no tratar de ordenar estos ensayos por sus afinidades temáticas, sino dejarlos convivir y dialogar en su diversidad de temas y de tonos".
"El ensayo tiene el deber de huir de la especialización y de la monotonía. Somos a la vez biología y lenguaje, naturaleza y cultura, huellas de la historia en la arcilla y pupilas que buscan estrellas".
"Estos textos procuran pensar, pero no se limitan a hacerlo. No esquivan el sueño, la especulación, el delirio, más de una vez quisieran ser relatos y ser poemas. Espero que en todos esté, más visible o mas tácito, el anhelo del mito. La sed de esa nueva mitología, rica en sensualidad y belleza, responsable y cordial, que es en todo el planeta el único camino posible para acceder al futuro. Y para merecerlo".
¿Dónde está la franja amarilla?
William Ospina es un intelectual comprometido. En 1996, este ensayo movilizó a los intelectuales y a los movimientos civiles colombianos para protestar contra la corrupción y la violencia. Llamaba a la reunión en torno a "la franja amarilla" de la bandera colombiana -compuesta de tres bandas horizontales: azul (color del Partido Conservador), amarillo y rojo (color del Partido Liberal)- a los que no pertenecían a ninguno de los dos partidos políticos tradicionales. La idea de conjurar la guerra actual por la cultura nació inicialmente de una conversación con Gabriel García Márquez, y ha tomado fuerza en el diálogo con muchos colombianos convencidos de que la cultura y la educación son fundamentales para resolver la tragedia nacional.
El país de Raúl Gómez Jattin
William Ospina admiró, ciertamente, el trabajo de Raúl Gómez Jattin: "Pocos poetas de nuestra tradición han amado más a su tierra de origen que Raúl Gómez Jattin. Ello es inquietante, porque tendemos a imaginar a Raúl, influidos por la visión de sus últimos tiempos, como un nómada sin lugar en el mundo, como ese eterno personaje de Kafka que anhela en vano ocupar un lugar en alguna parte".
Otras obras
• El país del viento
• ¿Con quién habla Virginia caminando hacia el agua?

RESEÑA

William Ospina
Ursúa
Editorial Alfaguara, 2005

Por: Revista Semana
Con Auroras de sangre, su libro sobre Juan de Castellanos, William Ospina no sólo se había encontrado con una época apasionante, sino con una vieja obsesión: la de escribir narrativa. Al leer sobre aquel poeta del siglo XVI, poco a poco se fue acercando a los viajes de los conquistadores por el Amazonas, a las dos expediciones de Orellana y a la vida de un personaje singular: Pedro de Ursúa, teniente de gobernador en Santafé a los 17 años. Quiso narrar esas increíbles historias de una manera vívida, desde adentro. Prefirió, entonces, la novela al ensayo, prefirió arriesgar en un género que desconocía, pero que siempre lo había atraído.
Si la vida de cada uno de los conquistadores de las Indias es contradictoria y trágica, la de Pedro de Ursúa lo es aun más. Osciló entre la codicia de las nuevas tierras y el odio por ellas; entre la crueldad ante los guerreros desnudos y su excitación ante 'las muchachas de cobre'; tuvo sed a la vez de oro y de sangre; tuvo todo para triunfar -riqueza, belleza, talento-, pero fue incapaz de triunfar. Llegó a ser el hombre más poderoso del reino y terminó convertido en un prófugo.
"Para mí es un símbolo de la conquista", afirma William Ospina. Y la verdad es que se encuentra con un personaje tan ambiguo como el de una novela: un hombre despiadado que aplasta enemigos como hormigas, que miente en las negociaciones, capaz de traicionar hasta el último momento los acuerdos y el hombre impecable que está dispuesto a dar su vida por la Corona, que aplica la ley con todo el rigor posible en la paz, que se preocupa por el bienestar de sus enemigos reducidos en las encomiendas y que nunca dejó de soñar con el tesoro que lo redimiría de la guerra y sus crueldades. "Sí, la Conquista fue eso: la mezcla de la gallardía, la elegancia y el saber que tenía el imperio español con su barbarie, su sed de riquezas y su incapacidad de reconocer otras culturas".

BIBLIOGRAFIA

REVISTA SEMANA
www.ac-grenoble.fr/espagnol/amelatina/colombia/ospina/ospina.htm

www.revistanumero.com/articu.htm

1 comentario:

german chapeta dijo...

Realizar la corrección según la pauta enviada por email